ene 28 2011

Bromas poco graciosas

La señal que marcaba la parada del autobús en la calle La Alberca, frente a los jardines de la calle Los Villares,  desapareció hace unos pocos días. Esta madrugada ha vuelto a dar señales de su existencia, pero tirada por los suelos, como se puede apreciar en la fotografía.

Todo parece indicar que algunos “graciosos” la arrancaron de su sitio hace unos días y probablemente la subieron al piso que ocupan. Como una señal de este tamaño acaba convirtiéndose en un estorbo, una vez que se ha pasado la novedad y han hecho las gracias correspondientes ante sus amigos e invitados, han decidido desprenderse de ella dejándola tirada en la calle.

Una broma que no tiene ninguna gracia y que demuestra la falta de educación y respeto de unos individuos que disfrutan destrozando lo que encuentran más a mano.

Un comentario

Un comentario para “Bromas poco graciosas”

  1. pabloel 28 ene 2011 a las 16:20

    Me mire la policía las huellas dactilares y les pongan una pena ejemplarizante que no sea ni de cárcel ni de dinero. “graciosillos”.

Escribir un comentario