dic 04 2017

¡Cada vez más europeos!

La iluminación navideña cada año se adelanta un poco más, con el objetivo de tratar de animar a la ciudadanía para que salga más, compre más, gaste más y, con ello, contribuya a aumentar el consumo y generar ganancias en el comercio. Todo ello muy lógico desde la perspectiva económica con la que nos movemos en los países occidentales.

Si en Europa se pone en marcha la navidad a primeros de diciembre, nosotros no vamos a ser menos, así que ya tenemos iluminación navideña desde el día 2. Si en Europa se instalan los mercadillos navideños en las plazas céntricas, aquí también queremos uno, así que lo montamos en la Plaza de Anaya.

Sin embargo, como dice el refrán, lo poco agrada y lo mucho enfada. Una celebración tan larga (aproximadamente unas cinco semanas) cansa a todos y no significa que la gente vaya a consumir más por mucho que alarguemos la celebración. Y no podemos olvidar que en Europa el día 1 se acaba todo y aquí todavía lo alargamos una semana más, hasta Reyes.

0 comentarios

Escribir un comentario