Archivado en la categoría 'Urbanismo'

jun 12 2015

¿Qué daño hacía el seto?

Resulta totalmente incomprensible e injustificable la manía de los responsables municipales de ir reduciendo tanto los árboles como las zonas verdes con las que cuenta la ciudad.

Ya habíamos indicado que no nos parecía ningún acierto el eliminar la zona verde de la Avenida F. Villalobos, si bien hay que reconocer que se encontraba abandonada del todo, sin ninguna vegetación, convertida en una acumulación de basuras y desperdicios.

Lo que no tiene justificación es eliminar el seto que ya estaba consolidado y que contribuía, entre otras cosas, a refrescar la zona y actuaba como pantalla acústica, amortiguando el ruido del trafico.

¿Qué ganamos eliminando ese seto? Francamente, nada de nada. Si lo que buscamos es una ciudad dominada por el adoquín y el cemento, hay que reconocer que lo estamos consiguiendo. ¿Tanto daño causaba el seto en ese tramo de la acera?

0 comentarios

mar 06 2015

Más granito y hormigón

Las obras de acondicionamiento de aceras de la Avenida F. Villalobos están poniendo en evidencia que lo único que vamos a conseguir es más granito y hormigón y menos zona verde.

Aunque es cierto que la zona supuestamente verde estaba totalmente abandonada, eso no justifica el cubrirla con adoquines. Este tipo de soluciones solo sirven para hacer una ciudad cada vez menos habitable y fea.

El hormigón hará que la temperatura en verano sea más elevada, algo que se podría mitigar con zonas ajardinadas, con setos y arbustos, como ocurre en otros espacios de la ciudad, caso de las medianas de Canalejas, Carmelitas, etc.

Los árboles tendrán cada vez más problemas para recibir agua y se irán secando poco a poco. Entonces diremos que es por la edad o por la contaminación, cualquier excusa para no reconocer que los estamos condenando a muerte con estos hormigonados que no benefician para nada la calidad de vida de los ciudadanos.

Un comentario

feb 16 2015

¡Nos toman por tontos!

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado una modificación del Plan General de Ordenación Urbana en la parcela denominada SU-NC nº 33, correspondiente a la trasera del Hospital de la Santísima Trinidad. Como es de sobra conocido, en dicha trasera se construyó un edificio que ha generado numerosos problemas a los vecinos de la zona y que presenta una serie de irregularidades que han sido denunciadas y están pendientes de resolución judicial.

Para intentar solventar algunas de estas irregularidades se presentó un Estudio de Detalle por parte de la empresa propietaria del establecimiento hotelero, que fue aprobado por el Ayuntamiento pero que ha sido declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y ratificado como tal  por el Tribunal Supremo.

Nos encontramos ahora con la sorpresa (si es que es posible que el equipo de gobierno del Ayuntamiento nos pueda sorprender a estas alturas) de una nueva propuesta urbanística que pretende legalizar lo que es a todas luces ilegal. El Ayuntamiento, en vez de defender los intereses generales de los ciudadanos, se dedica a favorecer los intereses particulares de algunas personas y ha aprobado la modificación del Plan General aumentando la edificabilidad de las parcelas afectadas.

Para justificar este incremento se aportan supuestos argumentos de mejora de la accesibilidad y de la permeabilidad , de reducción de carencias dotacionales, que resultan tan ridículos que no merecen ni ser tomados en consideración.

Antae semejante atropello, solo cabe expresar nuestro rotundo rechazo a esta modificación del PGOU, que solo pretende legalizar un edificio que es ilegal, por exceso de volumen y de altura y por otras cuantas irregularidades.

Flaco favor le hace el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Salamanca a la ciudad aprobando este tipo de aberraciones urbanísticas en las que el interés general se ve pisoteado por la codicia de algunos particulares, que parecen tener bastante buena acogida en la Casa Grande.

0 comentarios

abr 25 2014

Ya va siendo hora

En la esquina de la calle Nueva de San Bernardo con la calle Alarcón se encuentra este balcón, que se desprendió en parte, por lo que hubo que colocar unos andamios y unas vallas para evitar que los viandantes resultaran heridos.

Han transcurrido ya muchos días desde que se produjo el desprendimiento y las vallas, que se suponían provisionales, parece que se van a convertir en permanentes. Además, el resto del balcón que aún sigue en su sitio no parece muy firme, por lo que se podría venir abajo en cualquier momento.

Creemos que ya va siendo hora de que se proceda a desmontarlo en su totalidad, para evitar que ocurra alguna desgracia.

0 comentarios

feb 26 2013

¿Qué pinta todavía este cartelón?

Las obras de urbanización de las calles Cuarta y Quinta hace años que acabaron, pero el cartelón situado en la calle Quinta, en la trasera del Centro “Victoria Adrados”, sigue recordándonos las obras.

Aunque solo sea por una cuestión estética, es hora de proceder a retirarlo de ahí, pues lo único que puede dar es problemas, si algún día se acaba desprendiendo el panel de los postes que lo sujetan.

La empresa que se encargó de colocarlo también debería hacerse responsable de su retirada. Si no lo hace, ahí está la fianza que deposita, para cobrarle por su negligencia.

0 comentarios

jun 16 2011

Otra chapuza más

Se está procediendo a asfaltar la calle Volta, otra vez más.  El problema viene a ser el mismo de siempre, seguimos subiendo el nivel de la calle, pero no elevamos las aceras, por lo que, en buena parte de la calle, el vial va a estar a una altura superior, con lo que el agua se desplazará hacia las aceras, provocando que se inunden y los peatones no puedan circular con seguridad.

La calle Volta, al igual que la calle Arapiles, necesitan una reforma integral, en la que se sustituyan las redes, se renueven las aceras, el vial, el alumbrado y la señalización, además de proceder a la  plantación de árboles y la eliminación de los espacios desaprovechados. Desde la Asociación “ASANBER” llevamos años reivindicando que se elabore un plan de renovación de calles en el Barrio y se acondicionen las calles que todavía no lo han sido, instalando bancos, árboles, papeleras, etc. Como se supone que deben ir acondicionadas las calles en este siglo XXI en el que estamos viviendo

0 comentarios

ene 28 2011

Bromas poco graciosas

La señal que marcaba la parada del autobús en la calle La Alberca, frente a los jardines de la calle Los Villares,  desapareció hace unos pocos días. Esta madrugada ha vuelto a dar señales de su existencia, pero tirada por los suelos, como se puede apreciar en la fotografía.

Todo parece indicar que algunos “graciosos” la arrancaron de su sitio hace unos días y probablemente la subieron al piso que ocupan. Como una señal de este tamaño acaba convirtiéndose en un estorbo, una vez que se ha pasado la novedad y han hecho las gracias correspondientes ante sus amigos e invitados, han decidido desprenderse de ella dejándola tirada en la calle.

Una broma que no tiene ninguna gracia y que demuestra la falta de educación y respeto de unos individuos que disfrutan destrozando lo que encuentran más a mano.

Un comentario

ene 20 2011

Nunca es tarde …

Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán. Por fin, aunque con enorme retraso, se ha pintado el paso de peatones de la Escuela Oficial de Idiomas.

Quizás es que ya llegó la pintura,  o que se acordaron de que quedaba pendiente el pintar el paso, o que la denuncia de la Asociación, recogida también en otros medios, ha tenido efecto.

No sabemos cuál es el motivo ni la razón de tanto retraso en pintar este paso de cebra,  porque nunca nos lo explican,  porque eso de dar explicaciones no forma parte de las costumbres de los responsables.

Lo importante es que ya tenemos paso de cebra y los peatones pueden utilizarlo como corresponde. Porque una zona tan concurrida, con miles de estudiantes transitando a diario en su camino a los centros educativos de la zona, no puede estar en precario, si queremos evitar que ocurran accidentes.

0 comentarios

oct 22 2010

Trasladado el “pirulí”

El artefacto sobre el que se colocan carteles que estaba ubicado en la esquina de la Avenida F. Villalobos y la calle Volta ha sido trasladado un poco más abajo, en la misma calle Volta.
Con este traslado se libera la Avenida de un trasto más que inútil, que entorpecía mucho el paso de los peatones en una vía con mucho movimiento durante todo el día. La nueva ubicación resulta bastante mejor, pues apenas va a estorbar, ya que se encuentra pegada a la zona de aparcamiento de coches.
Lo que resulta más discutible es la presencia de estos cacharros en las calles. Estorban bastante y resulta difícil considerar que tengan alguna utilidad. Prácticamente nadie se fija en los carteles que se pegan sobre ellos y sirven, en muchos casos, de criadero de basuras, pues se acaban desprendiendo los carteles, que se pegan unos sobre otros, y se caen al suelo.
Si de verdad apostamos por una ciudad libre de obstáculos sería bueno pensar en retirar estos cacharros. Su función es bastante discutible y nada aportan a la ciudadanía.

0 comentarios

sep 26 2010

El muro de la Estación, por los suelos

El muro que rodea la parte trasera de la Estación de Autobuses se ha venido abajo y se encuentra, como muestra la fotografía, por los suelos. Afortunadamente, no ha habido que lamentar ningún incidente, ya que no ha resultado herida ninguna persona ni ha resultado dañado ningún vehículo.

La valla presentaba desde hace tiempo un mal aspecto, inclinada hacia el exterior,  y corría serio peligro de venirse abajo, por la mala cimentación y por los golpes que recibe.

Otro tramo del muro, situado en la calle La Alberca, ha tenido que ser vallado por la Policía Municipal, debido a la inclinación que presenta. lo que presagia un inminente derrumbe.

Son, en realidad, otros datos más que vienen a evidenciar el mal estado de la Estación, que está pidiendo a voz en grito una reforma tan necesaria como urgente. Seguir parcheando y haciendo pequeñas reformas no sirve apenas para nada. Es hora de afrontar la renovación de la Estación de Autobuses, una tarea que no se puede seguir retrasando año tras año, como ha ocurrido hasta ahora.

Un comentario

Siguiente »