mar 24 2017

De risa, … por no llorar.

Mediante un correo electrónico firmado por la Concejala Mª del Carmen Sánchez Bellota, el Ayuntamiento de Salamanca ha denegado la solicitud realizada por la Asociación de Vecinos “ASANBER”, en la que solicitábamos el ajardinamiento de las calles Tórtola, Gamo, Garza y Cisnes. Todas estas calles no cuentan con tráfico rodado y se encuentran en un estado de abandono manifiesto, llenas de maleza y ocupadas habitualmente por gente que saca sus perros a realizar sus necesidades fisiológicas en estos espacios. Los vecinos de estas calles se quejan, con toda la razón, de los malos olores y de la suciedad que presentan.

Aparovechando la oportunidad que ofreció el Ayuntamiento de realizar propuestas para la partida destinada a presupuestos participativos, dentro del presupuesto general del año 2017, la Asociación “ASANBER” presentó una iniciativa en la que solicitábamos el ajardinamiento de estas cuatro calles.

La respuesta que hemos recibido del Ayuntamiento, a través del citado correo electrónico, resulta tan ridícula que no podemos por menos que echarnos a reír, porque lo que de verdad nos pide el cuerpo es ponernos a llorar. El argumento por el que se rechaza nuestra propuesta es, literalmente, el siguiente “su propuesta de inversión no ha sido considerada viable, por tratarse de viales de zahorra compactada.”

¿Qué más dará que esos viales tengan en la actualidad tierra, asfalto, zahorra o arena? Lo que pedimos es que se adecenten unas calles que ahora mismo son una auténtica vergüenza, llenas de maleza, donde no se puede entrar por miedo a mancharse los zapatos con los excrementos de los perros que acuden habitualmente allí.

Convenientemente ajardinadas y dotadas de unos bancos, serían un lugar perfecto para que la gente saliera a tomar el sol en el buen tiempo, a disfrutar del fresco en los días calurosos, y a convivir con el resto de los vecinos de la zona. Algo cada vez más necesario en un barrio con mucha población de edad avanzada, que no puede desplazarse a otras zonas verdes o parques, porque quedan demasiado alejados.

Sinceramente, no entendemos el rechazo del Ayuntamiento y todavía menos una justificación tan peregrina.

0 comentarios

Escribir un comentario