oct 15 2015

Palabras, solo palabras

A finales del mes de septiembre de este año, es decir, hace menos de un mes, el Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León visitaba la ciudad para, entre otros temas, anunciar el compromiso de que la Estación de Autobuses se iba a rehabilitar totalmente, para estar lista en el año 2018. Y el Sr. Alcalde de Salamanca garantizaba el comienzo de las obras en el año 2016.

Acaba de presentar la Junta los presupuestos para el año 2016 y no aparece por ningún lado una partida para la “nueva” Estación de Autobuses. Como siempre, las palabras no cuestan dinero y se queda muy bien prometiendo el oro y el moro. Cuando hay que retratarse de verdad, con partidas económicas que respalden los proyectos, la cosa es más complicada y muchas de las promesas se pierden por el camino.

Unas obras como las que requiere la nueva Estación suponen una cantidad importante, (la Estación de Ávila costó unos seis millones de euros) que no se puede camuflar en el capítulo de obras menores. Salvo que nos quieran dar gato por liebre y se pretenda simplemente un lavado de cara de la Estación, algo que resultaría del todo injustificable e intolerable.

Estaremos a la espera de los detalles, para ver si las palabras se convierten en hechos o se evaporan, como ha ocurrido ya con lo “prometido” sobre la Estación de Autobuses de Salamanca.

0 comentarios

Escribir un comentario