oct 16 2008

Probeza cero: un reto posible

Vecindario nº 62

En septiembre del año 2.000, los representantes políticos de los 187 países presentes en la Asamblea del Milenio se comprometieron con el logro de 8 Objetivos de Desarrollo (ODM) indispensables para luchar contra la pobreza, una situación que afecta a millones de personas en el mundo y atenta contra nuestra dignidad de seres humanos.

Ocho años después, estos compromisos están muy lejos de cumplirse en el plazo previsto.

Dicen que somos la primera generación que cuenta con los medios tecnológicos y los recursos suficientes para lograrlo. ¿Qué falta? Voluntad ciudadana y política de hacerlo.

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre. 1100 millones de personas sobreviven con menos de 1 dólar diario.
2. Lograr la educación primaria universal. 115 millones de niños no acuden a la escuela”, de los cuales 45 millones viven en África.
3. Promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer. El 70% de las personas pobres del Planeta son mujeres.
4. Reducir la mortalidad infantil. 10 millones de niños y niñas mueren antes de cumplir los cinco años por causas evitables.
5. Mejorar la salud materna. En Chad apenas un 14% de los partos son atendidos por personal sanitario especializado. En Etiopía sólo un 6%.
6. Combatir el SIDA, el paludismo y otras enfermedades. 40 millones de personas están infectadas con el HIV y la gran mayoría no recibe ningún tratamiento ni atención.
7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. Cada año desaparecen 24.000 millones de toneladas de tierra fértil
8. Fomentar una asociación mundial para el desarrollo. Los recursos destinados a la cooperación al desarrollo, descendieron casi un 8,5% en 2007.

Estos son los ocho Objetivos del Desarrollo, todos ellos claramente delimitados y con una solución al alcance de nuestras posibilidades. Se trata, como todo el mundo puede comprobar, de cantidades perfectamente asumibles por los gobiernos. Unas cifras que parecen ridículas si las comparamos con los grandes capitales invertidos para resolver el problema financiero provocado por los especuladores mundiales.

Si ha sido posible encontrar con tanta rapidez una cantidad tan enorme de dinero para resolver la crisis financiera, no tiene que ser tan difícil encontrar unas cantidades mucho más modestas para acabar con la pobreza en el mundo.

Desde la Asociación del Barrio San Bernardo “ASANBER”, y en el marco de la Campaña POBREZA CERO, que a nivel nacional y mundial se celebra en la semana del 13 al 19 de Octubre, os invitamos a sumaros a la acción que se realizará el sábado día 18 por la tarde. Dicho acto consistirá, básicamente, en trasladar cada uno de los objetivos desde 8 diferentes puntos de la ciudad hasta la Plaza Mayor, donde los diferentes grupos se reunirán y juntos podremos manifestar nuestro apoyo, nuestra solidaridad, sumarnos a la Llamada Mundial para actuar contra la pobreza que organizaciones y movimientos sociales de muchos países están promoviendo para ese mismo día de forma conjunta y coordinada.

0 comentarios

Escribir un comentario