oct 22 2010

Trasladado el «pirulí»

El artefacto sobre el que se colocan carteles que estaba ubicado en la esquina de la Avenida F. Villalobos y la calle Volta ha sido trasladado un poco más abajo, en la misma calle Volta.
Con este traslado se libera la Avenida de un trasto más que inútil, que entorpecía mucho el paso de los peatones en una vía con mucho movimiento durante todo el día. La nueva ubicación resulta bastante mejor, pues apenas va a estorbar, ya que se encuentra pegada a la zona de aparcamiento de coches.
Lo que resulta más discutible es la presencia de estos cacharros en las calles. Estorban bastante y resulta difícil considerar que tengan alguna utilidad. Prácticamente nadie se fija en los carteles que se pegan sobre ellos y sirven, en muchos casos, de criadero de basuras, pues se acaban desprendiendo los carteles, que se pegan unos sobre otros, y se caen al suelo.
Si de verdad apostamos por una ciudad libre de obstáculos sería bueno pensar en retirar estos cacharros. Su función es bastante discutible y nada aportan a la ciudadanía.

0 comentarios

Escribir un comentario