Ago 07 2000

Historia del barrio

El Barrio San Bernardo debe su nombre al antiguo convento cisterciense que estaba ubicado en terrenos que hoy ocupan las viviendas de la Caja de Ahorros (Grupo Mariano Rodríguez), en la esquina entre las Avenidas de Filiberto Villalobos y Alemania. Este convento fue destruido por los soldados franceses durante la Guerra de la Independencia, por lo que los monjes bernardos tuvieron que salir del lugar.

El barrio San Bernardo, tal y como lo conocemos ahora, es fruto de la política de construcción de viviendas protegidas que se pone en marcha en la posguerra, con el fin de resolver los problemas de falta de vivienda motivados por la emigración de los pueblos a la ciudad, que estaba provocando un aumento considerable del chabolismo en la periferia.

En 1941 se urbanizan 400.000 metros cuadrados (hasta la actual calle Volta), para construir las primeras 250 viviendas. En 1943 se amplía en otras 430 viviendas más. La construcción de las mismas se inicia a finales del año 1947 y se desarrolla a lo largo de tres fases, abarcando hasta la calle Peña de Francia.

Se pensó denominar el Barrio, en un principio, como “Parroquial de la Falange”, pero adoptó finalmente el de “Salas Pombo” en honor del Gobernador Civil que sacó adelante las viviendas. El patrocinio correspondía a la Obra Sindical del Hogar y se proyectaba el Barrio como un conjunto armónico de edificaciones distintas con viviendas adecuadas a las diferentes disponibilidades económicas de las familias. Se proyectó también el construir un mercado, parques y jardines, una iglesia, una casa sindical y otra municipal, pero no se llevaron a cabo. En 1979, el Ayuntamiento aprueba la denominación de “San Bernardo” para el Barrio.

A lo largo de los años se fueron construyendo una serie de nuevos edificios que equipaban el Barrio: Convento de los PP. Trinitarios, Escuela de Artes y Oficios, Instituto “Lucía de Medrano”, Escuela de Magisterio, Colegio Mayor “El Carmelo”.

La Estación de Autobuses, construida sobre el terreno del antiguo campo de fútbol “El Calvario”, fue inaugurada en 1975 y marcó un nuevo rumbo en la vida del Barrio, a partir de entonces mucho más concurrido.

La década de los 90 ha supuesto la puesta en pleno funcionamiento del Campus Universitario “Miguel de Unamuno”, que atrae todos los días muchos miles de estudiantes y que va transformando poco a poco la vida del Barrio: muchas viviendas en alquiler, nuevas tiendas, etc.

0 comentarios