Abr 25 2011

“Inaugurada” la nueva calle

El pasado sábado el Sr. Alcalde procedía a inaugurar las placas de la calle de nueva apertura en la trasera del Hospital de la Santísima Trinidad, popularmente conocida entre los vecinos como la calle del Pelotazo. La calle como tal llevaba ya meses abierta al tráfico, sin inauguración de por medio. Como se observa en la foto, está dedicada a Víctor García de la Concha, que acudió con su familia a descubrir la placa con su nombre. La Asociación del Barrio, como ya es norma con el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento, no fue invitada.

Mientras tanto, se han iniciado la obras de construcción del supermercado de la empresa MERCADONA, que va a ocupar dos plantas y media del edificio. Se han instalado unas casetas de obra en el solar propiedad de PALCO-3 y los obreros están ya trabajando en el interior del edificio. A diferencia del trato que nos dispensa el Ayuntamiento, la empresa MERCADONA  ha contactado con las Asociaciones “ASANBER” y “AVEMUR” y se ha reunido con ambas  para exponer sus proyectos y pedir disculpas por las posibles molestias que puedan ocasionar las obras.

Un comentario

Un comentario para ““Inaugurada” la nueva calle”

  1. Blogsalamankel 26 Abr 2011 a las 10:03

    Ni un solo árbol de alineación en toda la calle, en ninguna de las dos aceras. Me parece vergonzoso que se siga urbanizando así. Eso sí; aparcamiento a ambos lados del carril de circulación, asfaltado, cómo no ¿Para qué plantear modelos de calle humanos y propios del siglo XXI? Nada! Aquí se sigue viendo normal plantear calles sin arbolado, con las aceras convertidas en andenes estrechos algo elevados sobre la plataforma de circulación y estacionamiento de vehículos a motor que ocupará una buena parte de la sección de la calle y además irá asfaltada como si se tratase de una carretera. Si se viene haciendo así los últimos cincuenta años ¿Para qué cambiar, verdad?
    Esa calle, que soporta un tráfico de paso RIDÍCULO y que era prescindible antes de ser abierta, ahora resulta que tiene que tener semejante cantidad de aparcamiento y un carril de circulación asfaltado. Se podría haber optado por una solución blanda, con sus árboles, su adoquinado, sus alcorques corridos, su buen porcentaje de suelo permeable, sus espacios estanciales vinculados a la pequeña zona verde cercana, su carril de circulación adoquinado… Eso es lo que se está haciendo en la mayoría de las ciudades europeas y en muchas españolas. Me da mucha pena volver a Salamanca y encontrarme cosas ajenas a nuestro tiempo y maneras de ver y entender la ciudad más propias de otra época.

Escribir un comentario