feb 16 2017

Dañar por dañar

La injustificable conducta de algunas personas (aunque quizás ni merezcan ese nombre) se ha vuelto a poner de manifiesto con el ataque sufrido por esta escultura situada en el barrio, ente la Avenida F. Villalobos y los jardines de la calle Los Villares.

Esta pieza, que no tiene título, fue donada al barrio  por José Antonio Álvarez, entonces estudiante de Bellas Artes,  en el año 1989.

A lo largo de todos estos años ha sufrido algunos ataques por parte de los desalmados de costumbre, que no tienen mejor idea que destrozar lo que encuentran a su paso.

Por suerte, los daños nunca han sido demasiado graves y se ha ido reparando en diferentes ocasiones. Esperemos que esta vez suceda lo mismo.

0 comentarios

Escribir un comentario