ene 02 2014

¡Adiós!

El último día del año 2013 ponía fin a su actividad el kiosko de Tomás Muñoz, situado en la Avenida F. Villalobos, frente a la Estación de Autobuses. Nada más y nada menos que 33 años son los que ha estado abierto al público el kiosko, ofreciendo prensa, revistas, chuches, tabaco y otros productos a los vecinos del Barrio y a los numerosos viajeros que pasaban por la zona o llegaban a la Estación de Autobuses.

A lo largo de estos años el kiosko ha sufrido diferentes reformas, tratando de adaptarse a las necesidades y normativas que se iban estableciendo en cada momento. De hecho, el kiosko actual es el tercero que ocupa este espacio.

Tomás Muñoz, el actual propietario del kiosko, a quien vemos en la foto recogiendo el material sobrante,  había continuado la labor de su suegro, Pepe, conocido en el Barrio como el Tío Menea, que comenzó vendiendo chucherías en un carro que desplazaba por la Avenida F. Villalobos, para pasar después a disponer de un kiosko fijo que se ubicaba a unos metros del lugar donde está situado el kiosko hoy.

Es una pena que el año 2013 se haya despedido con este cierre, que, sin lugar a dudas, deja un vacío en el Barrio.

0 comentarios

Escribir un comentario