oct 15 2006

A los movimientos y colectivos sociales de Salamanca

Vecindario nº 58

Desde el año 1995 el ámbito del Colectivo de Barrios y Comarcas viene siendo un espacio de diálogo, reflexión, debate y propuestas sobre las distintas realidades de la capital y provincia de Salamanca (desarrollo rural, educación, sanidad…).

En algunos momentos ha sido motivo de encuentro con otros grupos de Castilla y León en temas como la Sanidad o la Comarcalización.

El “OTRO 2002” fue una iniciativa surgida y desarrollada desde Barrios y Comarcas.

Con la sensación de no haber avanzado mucho y percibir un cierto desaliento por parte de algunos/as o de cierta ilusión por parte de otros/as que aún creemos que podemos avanzar, el 28 de mayo de este años este Colectivo convocó a aquellos Movimientos y Colectivos sociales o a las personas interesadas a volver a reflexionar sobre los múltiples problemas que sufre Salamanca y provincia, , problemas que en vez de irse solucionando se van acrecentando y agravando con el paso del tiempo y buscar propuestas y estrategias de articulación de un movimiento social unitario en el que confluyan los movimientos sociales de la capital y provincia que estén interesados en trabajar por esa otra Salamanca posible.

Problemas referentes a la economía, la despoblación, la sanidad, sociales, barrios abandonados, del monopolio de los medios de comunicación y del abuso que de ellos hacen quienes dirigen nuestras instituciones para engañar y vender la imagen modélica en cuanto al desarrollo y gestión de una ciudad y una provincia., que sin embargo, agonizan lentamente. El acoso constante, incluso a nuestra cartera, con tanto atropello debido a la mala gestión de quienes gobiernan las instituciones; especialmente la Comunidad de Castilla y León, el Ayuntamiento de Salamanca, la Diputación Provincial… en definitiva, el poder político gobernante que tiene controlado todo e impone su gestión sin crear foros activos de participación ciudadana en la que los/las ciudadanos/as seamos escuchados y donde nuestras opiniones y propuestas se tengan en cuenta; atropellos urbanísticos, de gestión y medioambientales por los que son condenados judicialmente el Ayuntamiento salmantino a pagar muchísimos miles de euros de nuestros impuestos, dinero con el que los Colectivos, Asociaciones podrían lleva a cabo los objetivos sociales, culturales y comunitarios por los que desinteresadamente trabajan en día a día para conseguir una provincia mejor, más humana, más justa y solidaria.

Estudios como el último sobre “Retos, posibilidades y esperanzas en Salamanca y provincia” confirman la situación desalentadora en el presente y futuro de esta provincia y Región.

El marco global del mundo socio-económico de la sociedad actual no nos aporta grandes esperanzas, aunque sí nos pone en claro que, cada vez más lo global y lo local tienen una mayor interrelación y dependencia.

Las reivindicaciones y apuestas locales, entendemos que son necesarias para que los cambios de fondo en la realidad socioeconómica o sociocultural de Salamanca y su provincia puedan realizarse.

¡Basta ya!; no podemos permanecer con los brazos cruzados y ser partícipe, con nuestra actitud pasiva y con nuestro individualismo asociativo, del deterioro que sufre nuestra Salamanca y provincia en todos los aspectos. ¡Basta ya de “ninguneo institucional”¡ Tenemos nuestra responsabilidad y debemos ejercerla.

Es necesario concienciar a la población, ejercer nuestros derechos de ciudadanos y ciudadanas, de movimientos sociales y asociacionista para exigir una gestión pública más eficaz y en beneficio de todos/as los/as salmantinos/as y no de unos pocos, como viene siendo habitual. Sin esto no puede haber el cambio sociopolítico que se necesita urgentemente.

Frente al pensamiento único y dominante que nos envuelve y determina en las decisiones que se van tomando en lo económico, lo social y lo cultural; tanto en el ámbito urbano como rural, es necesario y urgente que, respetando el trabajo y la autonomía de cada asociación o movimiento social, buscar juntos/as estrategias y dotarlas de medios para conseguir el cambio profundo de la acción y gestión pública y trabajar unidos/as por esa Salamanca y provincia por la que seguimos apostando, siendo conscientes de las dificultades que supone.

0 comentarios