dic 11 2009

ASANBER presenta alegaciones a la reparcelación en la Trinidad

En el BOCYL del día 10 de noviembre de 2009 se publicó el anuncio del Ayuntamiento de Salamanca sobre Modificación de la Reparcelación del Sector SU-NC nº 33 “Pº Carmelitas/Hospital de la Santísima Trinidad” de Salamanca, promovido por PALCO-3 S.L.
Dicha modificación se basa en la memoria elaborada por D. Jesús Rodríguez para intentar justificar el Estudio de Detalle  (promovido también por PALCO-3, S.L.)  sobre dicha parcela, y ya aprobado por el Ayuntamiento de Salamanca.
Los argumentos esgrimidos en la citada memoria, como ya apuntábamos en las alegaciones al Estudio de Detalle antes citado, carecen de toda fundamentación y son claramente falaces, banales e inconsistentes, pues no responden a ningún interés público creíble, sino al interés particular e interesado del promotor, que trata, por todos los medios posibles, de arreglar el desaguisado preparado en el edificio que construye en la parcela 1 del Sector SU-NC 33.

Ni existe el menor interés público ni la ciudadanía obtiene ningún beneficio con todas estas Modificaciones. Todo lo contrario; la ciudadanía ha estado protestando contundentemente desde hace meses por la barbarie de edificio que se está construyendo en ese sector y que afecta gravemente a la vida de muchos vecinos, sin que hayan encontrado respaldo en el Ayuntamiento a sus justas y razonadas reclamaciones. Esta Modificación agravará aún más el problema, al aumentar el volumen del edificio, que pasa de 9.989,25 metros cuadrados edificables a 10.860,38, para una superficie de tan sólo 2.851, 50 metros cuadrados.

En segundo lugar, resulta inaudito e injustificable que se vaya a abrir una calle, que habría que denominar como callejón, debido a sus características, en forma de embudo y con un ancho, en la parte más angosta, de sólo 4 metros.

En pleno siglo XXI, cuando todas las normas de planeamiento urbanístico establecen la necesidad de abrir calles con un ancho suficiente para que pueda llegar la luz natural a las viviendas, el Ayuntamiento de Salamanca pretende aprobar la apertura de una nueva calle con sólo 4 metros de ancho. Y también resulta increíble que se plantee abrir una calle en forma de embudo, con 4 metros de ancho en un extremo y 6,8 metros en su parte más ancha. Cabe preguntarse por qué esa extraña forma, contraria a todas las normas urbanísticas, que plantean calles alineadas y con una anchura suficiente y homogénea. Necesidad no existe ninguna, al ser ésta una parcela libre de edificaciones que fuercen ese embudo. Sólo desde la “necesidad” (sesgada, egoísta y en contra de todo interés público) de resolver los problemas que tiene el promotor en la parcela número S1 se puede entender que se pretenda autorizar y crear un viario tan peculiar, lo que constituye una auténtica chapuza urbanística y que, de salir adelante, quedaría como legado de la política urbanística de este Ayuntamiento para las futuras generaciones de nuestra ciudad.

Por otro lado, la parcela de propiedad municipal, aunque conserva su edificabilidad total, ve disminuida su superficie de 551 a 517 metros cuadrados, lo que no supone beneficio alguno para la ciudad, sino todo lo contrario, una pérdida para el patrimonio público de la ciudad que el Ayuntamiento de Salamanca acepta ceder graciosamente a un promotor urbanístico que ha cometido graves irregularidades en el edificio que está construyendo. Este regalo del Ayuntamiento obligará a construir un edificio más voluminoso, que perjudicará a las viviendas situadas frente a él y en sus alrededores. La supuesta “ganancia” de contar con una calle pública más no se sostiene, pues el callejón deforme que se va a crear sólo será un foco de suciedad y de peligro, que utilizarán algunas personas para hacer sus necesidades o sus fechorías. Tampoco resuelve ninguna necesidad de comunicación, pues sencillamente esa necesidad no existe, por mucho que se pretenda justificar con argumentos maquillados que persiguen fines muy distintos

Por todos estos motivos, hemos solicitado

Que se rechace la Modificación de la Reparcelación del Sector SU-NC 33 del P.G.O.U. de Salamanca, porque no sólo no tiene ningún interés público, sino que va en contra de los intereses de la ciudadanía, intereses que se supone que defiende y protege el Ayuntamiento.

Que se rechace la Modificación de la Reparcelación del Sector SU-NC 33 del P.G.O.U. de Salamanca, porque responde sólo a los intereses particulares e interesados del promotor del edificio de la parcela S1, que trata de legalizar y mantener, mediante estas Modificaciones, las ilegalidades cometidas en el edificio anteriormente citado, que tanto daño están causando a los ciudadanos que viven en sus alrededores.

0 comentarios

Escribir un comentario